NACIÓ EN MADRID EN 1984 y, con sus ideas radicales sobre la calidad de vida, revolucionó el urbanismo a nivel mundial. Fué uno de los pocos casos en los que las teorías de un visionario cobraron vida y crearon un barrio único en Europa.

En cada casa, un jardín o una huerta

Gracias a su importante patrimonio, sus influencias y visión mercantil, Arturo Soria puso en marcha en 1894 la «Compañía Madrileña de Urbanización» con el objeto de hacer realidad su «Ciudad Lineal» en Madrid.

El concepto era construir viviendas de diferentes tipologías, aptas para todas las economías, en los arrabales de la Capital. Su distribución lineal era odeal para ser atravesadas por un moderno sistema de transporte silencioso, rápido y nada contaminante: el tranvía.

La Ciudad Lineal de Arturo Soria se diseñó, y continúa siendo, profusamente arbolada y amplia. Las plantas y la Naturaleza no solo se reservaban para el entorno sino que, en cada casa, había un generoso terreno dedicado a jardín, huerta o ámbos.